SANTUARIO
LA MADRE DE NUESTRO LICHEN
LA DOLOROSA REINA DE POLONIA

DESPLAZARSE HACIA ABAJO

HABITACIÓN PARA MADRE E HIJO
Pensando en los peregrinos más jóvenes y sus padres que vienen al santuario de Liquen, hemos preparado un rincón especial en la basílica inferior, un lugar donde se puede cambiar o alimentar al bebé de forma segura y tranquila.
 
La sala está ubicada en la parte baja de la basílica, debajo de las escaleras, al lado de la Cancillería de Peregrinos, desde donde se puede obtener la llave de la sala.

Detrás de la pared de privacidad hay un cambiador y un cómodo sillón para una madre lactante. También hay un aseo a disposición de los padres. 

X